Hyundai Kona eléctrico

Es una nueva variante del Kona, el SUV compacto más reciente de Hyundai, que en este caso llega con motor 100% eléctrico. Es el primer SUV-B eléctrico del mercado. Se puede elegir con dos niveles de potencia: 135 CV (312 kilómetros de autonomía) y 204 CV (482 kilómetros de autonomía). La cantidad de kilómetros que se pueden recorrer con uno y otro son remarcables, más aún si se tiene en cuenta que estas cifras oficiales se han registrado según el nuevo ciclo de homologación WLTP, que se presupone más realista y cercano a las condiciones reales de utilización.
La autonomía y las buenas prestaciones del Kona eléctrico quedan en manos de una batería de polímero de iones de litio, que va ubicada bajo el habitáculo y que requiere un tiempo de carga de entre 6 y 9,5 horas (según el tipo de batería y enchufada a una toma de 7,2 kWh). Las ventajas de este coche están claras: conducción silenciosa, respeto al medio ambiente y, sobre todo, esa preciada etiqueta ECO que permite moverse con libertad por casi cualquier rincón de cualquier ciudad, incluidos los días en los que el aire está más contaminado. También puede aparcar en la calle de forma gratuita
Sus medidas exteriores son casi calcadas a las de un Kona con motor de combustión, su habitáculo y su maletero son igual de prácticos, y su diseño, salvo detalles como la parrilla o la instrumentación, apenas difiere de ese Kona original.