Volvo XC40

Es la nueva apuesta de la firma sueca en el segmento de los SUV compactos. Por tamaño queda por justo por debajo de los Volvo XC90 y el más reciente XC60, pues utiliza la nueva plataforma CMA. Su estética está inspirada por el prototipo Volvo Concept 40.1 y destaca por su minimalismo. También por algunos elementos característicos como los faros con el martillo de Thor o la carrocería bitono.
En el interior destacan soluciones de sus hermanos mayores como el sistema multimedia (con una pantalla táctil de 9 pulgadas en posición vertical) o la instrumentación que puede ser totalmente digital gracias a una pantalla TFT de 12,3 pulgadas. Por supuesto incluirá conectividad avanzada con Android Auto y Apple CarPlay. La calidad se mantendrá en un buen nivel, al igual que la habitabilidad y los huecos portaobjetos.
El Volvo XC40 se ofrece en nuestro país con dos niveles de equipamiento. Parte del Momentum, que ya cuenta con llantas de 18 pulgadas, instrumentación digital de 12,3 pulgadas, sistema multimedia Sensus con pantalla táctil de 9 pulgadas, climatizador con Clean Zone, control de distancia de aparcamiento trasero y ayudas a la conducción. Por encima se sitúa el acabado deportivo R-Design, que suma elementos estéticos deportivos exteriores; volante, alfombrillas, pedales y palanca de cambios R-Design o chasis Sport.
La gama de motores del Volvo XC40 tiene novedades, pues el uso de la plataforma CMA le permite incluir motores tricilíndricos (además de los conocidos cuatro cilindros). Entre los gasolina de momento está el T5 de 250 CV (más adelante podrían llegar T3 de 156 CV o el T4 de 190 CV). Por la parte de los diésel solo está el D4 de 190 CV (luego podría sumarse el D3 de 150 CV). Más adelante podrían llegar los motores de tres cilindros y una versión híbrida. Las versiones de acceso podrían llegar con cambios manuales y tracción delantera, pero en los más potentes se espera que aparezcan la transmisión automática de ocho velocidades y la tracción total AWD.