Apagando el fuego

Después del chupinazo, un grupo de gente se reúnen debajo de los balcones pidiendo agua. Lógico si estamos a más de 30°. Estas jóvenes provistas de una manguera intentas sofocar el calor de los allí reunidos.