La felicidad no tiene edad.

Zaldiko dándole con la verga a una señora