Si Dios no te da hijos…. el diablo te da sobrinos!!

Pasar de la ilusión de mi infancia viendo a los gigantes… A oír a mi sobrino con 2 años llamar a cada gigante por su nombre…. Me pone los pelicos de punta!! Lo adoro tanto que acaba con la cara roja de pintalabios de los besos que le doy!!!