inusual.

Esta fotografía la tomé el pasado siete de julio,al medio día,
en uno de mis rincones favoritos de Pamplona,la Plaza del Castillo.
La plaza estaba vacía,siendo el día de San Fermín,me pareció
un momento insólito.
Solamente un señor mayor,caminaba despacio hacia la zona
en donde algunas personas tomaban sentadas tranquilamente el aperitivo.

Nunca vi la plaza en esa fecha y hora,en ese vacío absoluto,se merecía la foto.

Ojalá sea el año 2022,cuando vuelvan los Sanfermines de verdad!!!