Mundos paralelos

Paseando por la Rochapea hacía el paseo del Arga me detuve un instante en un escaparate de una tienda. Cuando me percaté que desde el cristal había una perspectiva interesante del casco viejo de nuestra querida ciudad. Quise hacer una foto pensando si realmente vivimos en un mundo real o todo es un sueño.